La Fisioterapia también puede ayudar al paciente diabético

2018-11-30T10:29:45+00:00

La diabetes es una enfermedad que afecta a cerca de seis millones de personas en España y a un 13% de la población de Castilla-La Mancha, de los cuales, la mitad no están diagnosticados. Con motivo de la celebración del Día Mundial de esta dolencia el próximo 14 de noviembre el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla-Mancha (COFICAM) quiere destacar el papel de la fisioterapia en la mejora de la calidad de vida de los pacientes con diabetes.

La diabetes es una enfermedad crónica, que se manifiesta cuando el páncreas no puede producir de forma parcial o total una hormona llamada insulina, cuya misión es permitir que la glucosa y los alimentos que ingerimos pasen de la sangre a la célula. El hecho de ese aumento de glucosa en sangre, como consecuencia del déficit de esta hormona, puede producir importantes consecuencias en un periodo corto de tiempo, como daños corporales y fallos en órganos y tejidos.

Existen tres tipos de diabetes:

Diabetes tipo I o diabetes juvenil, en la que hay una reacción autoinmune del organismo atacando a las células que producen insulina.
Diabetes tipo II, que representa el 90% de los casos, y se asocia al sobrepeso y obesidad.
Diabetes gestacional como consecuencia del aumento de glucosa en sangre durante esta etapa.
Sedentarismo y consumo de tabaco y alcohol, entre los factores desencadenantes
Coficam subraya, a través de un comunicado, que una dieta pobre o poco equilibrada, inactividad física y consumo en exceso de tabaco y alcohol son factores de riesgo para la aparición de esta enfermedad, por ello, adoptar un estilo de vida saludable con la realización de ejercicio físico moderado como salir a caminar, montar en bicicleta, clases de baile, ir al gimnasio o hacer natación, siempre adaptado a las necesidades de cada individuo, contribuye a mejorar la calidad de vida de los pacientes.

La fisioterapia ayuda a mejorar las distintas alteraciones que pueden presentarse tanto a nivel musculoesquelético como neurológico
Para el diagnóstico de la enfermedad es importante tener un enfoque multidisciplinar. El papel del médico de Atención Primaria y enfermería es vital para poder determinar el tipo de diabetes y así organizar un sistema de cuidados que sean compartidos y que contemple aspectos, preventivos, curativos y la práctica de ejercicio terapéutico siempre hecho por un profesional de la fisioterapia.

La prevención y el tratamiento precoz es una herramienta muy válida para prevenir las posibles alteraciones que puedan aparecer en el transcurso de esta enfermedad.

Una vez conocida la enfermedad, la fisioterapia ayuda a mejorar las distintas alteraciones que pueden presentarse tanto a nivel musculoesquelético como neurológico de las personas con diabetes, siendo bastante frecuente sufrir afecciones en el hombro o problemas en el pie en estos pacientes.

“Una planificación de un adecuado programa de ejercicio terapéutico personalizado y adaptado según el grado de tolerancia al ejercicio del diabético, ayudará a mejorar el rendimiento cardiovascular y a mantener un correcto control de los niveles de glucemia”, señala Jesús Reyes, vicepresidente de COFICAM.