Servicios – Entrenamiento Cardiopulmonar2018-12-04T10:06:54+00:00

Mejore la resistencia tanto cardiovascular como muscular.

ADAPTACIÓN DEL ORGANISMO AL ESTÍMULO EXPUESTO

Entrenamiento Cardiopulmonar

El Entrenamiento Cardio-Pulmonar, independientemente del tipo: Aeróbico; Mixto; Anaeróbico, busca la adaptación del organismo, en sus distintas formas: parénquima y estroma, al estímulo expuesto. En este caso aguantar más y mejor el entrenamiento cardiopulmonar.

La diferencia entre los distintos tipos de ECP reside en la cantidad de ácido láctico acumulado en el organismo, de tal forma que si:

  1. Los niveles de ácido láctico son Nulos estamos hablando de un metabolismo AEróbico puro [1].
  2. Los niveles de ácido láctico son Bajos estamos hablando de un metabolismo Mixto: AEróbico (AE) con un porcentaje de AnAeróbico (AA) bajo. Es organismo es capaz de mantener el lactato a unos niveles estables y el exceso eliminarlo.
  3. Los niveles de ácido láctico son Medios estamos hablando de un metabolismo Mixto: AA y AE. Donde el porcentaje de AE y AA se encuentran en una “lucha por el poder”. La línea que separa uno de otro es el: Máximo Estado Estable de Lactato. Superada, hacia arriba, nos adentramos en los entrenamientos AnAeróbicos.
  4. Los niveles de ácido láctico son Altos, estamos hablando de un metabolismo mixto y todos ellos están trabajando al máximo de sus capacidades. El organismo es incapaz de eliminar el sobrante de lactato con la consiguiente acumulación. La capacidad de adaptación que tengamos a altos niveles de lactato determinará el punto de inflexión de retirada del ejercicio/entrenamiento.

Esto lo podemos resumir en un modelo trifásico de intensidad:

Modelo trifásico de Intensidad

Fase I Fase II

Fase III

  • Los niveles de ácido láctico son bajos y el exceso es capaz de eliminarlo.
  • Ruta metabólica es oxidativa (aeróbica). Se consume oxígeno y grasa.
  • Fibra muscular que trabaja es de Tipo I. Se caracteriza por su resistencia y no por su fuerza.
  • Los niveles de ácido láctico son medios/bajos. El organismo es capaz de eliminar parte y mantener el resto a un nivel estable.
  • Ruta metabólica es mixta: Oxidativa (aeróbica) y Glucolítica (anaeróbica). Se consume hidratos de carbono (oxidativa) y glucosa (glucolítica).
  • Las Fibras musculares que trabajan son de dos Tipos: I y IIa. Su combinación da resistencia y fuerza.
  • Los niveles de ácido láctico son altos. El cuerpo es incapaz de eliminar el exceso para mantener un nivel estable de lactato.
  • Ruta metabólica (RM) puede ser mixta o pura. Dependerá si el ejercicio es:
    • Explosivo: glucolítica (anaeróbica). Se consume glucosa. Tiende a ser una única repetición.
    • Mantenido: Se consumen las tres fuentes de energía: grasa; hidratos de carbono y glucosa. Hasta que el cuerpo aguante.
  • Las Fibras musculares que trabajan dependerán de:
    • Explosivo: Tipo IIx [2]
    • Mantenida: Trabajan todos los Tipos.
[1] Es puro porque no ha entrado a funcionar el metabolismo anaeróbico.[2] La x viene a referirse a las distintas fibras musculares de Tipo II que existen. Especialmente las que están por encima de la IIa.

Como se ha comentado anteriormente, el ECP busca la adaptación del organismo al estímulo expuesto. En este caso un entrenamiento cardiopulmonar. Que conlleva, como norma general, una mejora en: Sistema artero-venoso y linfático; Sistema cardiaco; Sistema locomotor.

El procedimiento del ECP consiste en exponer al organismo a unos moduladores, que los agrupamos en el concepto estímulo, para alcanzar un objetivo. Estos moduladores son: Frecuencia; Intensidad; Tiempo y Tipo, su acrónimo es FITT [1]. De todos estos moduladores el más importante es la Intensidad.

[1] Estos moduladores son aplicables a cualquier tipo de entrenamiento: cognitivo; locomotor o cardiopulmonar.

1. Moduladores, los tipos y en qué consisten.
Como se ha comentado anteriormente hay 4 tipos de moduladores y se aplica a cualquier tipo de entrenamiento, hablemos de ellos:

1.1. Tiempo.
Es la cantidad de tiempo que se expone el organismo a ese estímulo.
Se puede diferenciar 3 tipos/clases (de tiempos):

  1. Tiempo de calentamiento.
    En esta parte del entrenamiento lo que se busca es aclimatar al organismo, de una forma progresiva, al estímulo al que se va exponer. Normalmente tiene tres componentes: articular; muscular y estiramiento. Como norma general se empieza por las articulaciones y luego se calientan los músculos. La secuencia viene a ser la siguiente:

    1. Articulaciones. Consiste en realizar movilizaciones, ya sean: pasivas, autopasivas o activas, de las articulaciones para prepararlas para la actividad que vendrá. Lo habitual es trabajar las movilizaciones con series y repeticiones [1].
    2. Músculos y Estiramientos. Los músculos, como norma general, se deben calentar en 2 tempos y entre medias se debe hacer estiramientos.
      1. 1º tempo. Se caracteriza por:
        1. Con una intensidad progresiva hasta alcanzar el 30% de la capacidad máxima.
        2. Normalmente es una carrera al trote.
        3. Es un entrenamiento/calentamiento con un metabolismo puramente aeróbico.
        4. Su duración dependerá de la condición física de cada uno. En esencia, se puede decir, que a mayor condición física mayor tiempo se necesita para calentar.
      2. Estiramiento. Acabado el 1º tempo hay que estirar. Se debe recordar que:
        1. El estiramiento es una parte esencial del entrenamiento. Mantiene en un estado óptimo la capacidad contráctil del músculo.
        2. Un músculo caliente tiene un 30% más de elasticidad. Por eso se debe estirar después y no antes, al comienzo de todo.
        3. Lo habitual es trabajarlo por series y repeticiones.
        4. No se debe coger frío mientras estiramos. Se recomienda abrigarse para no perder la temperatura óptima obtenida en el 1º tempo.
      3. 2º tempo. Se caracteriza por:
        1. Con una intensidad progresiva hasta alcanzar del 30 al 60%.
        2. Es un entrenamiento/calentamiento con un metabolismo mixto: aeróbico y anaeróbico.
        3. Esta segunda parte, lo habitual, es trabajarla por series y repeticiones.
      4. Estiramiento. Acabado el 2º tempo hay que estirar. Los conceptos son los mismo que el punto b.El objetivo de todo esto es preparar al organismo para lo que va a venir, el tiempo de entrenamiento. Esta parte, como las otras 2 restantes, son esenciales para reducir al máximo el riesgo de lesión/lesiones.
  2. Tiempo de entrenamiento.
    Realizado el calentamiento se va al entrenamiento. El organismo debe estar ya preparado/listo para ser estimulado con la mayor intensidad que sea capaz de soportar. Ahora bien, dependiendo de los objetivos esta intensidad se moverá entre:

    1. 60 a 75%. El objetivo es mantenerse en forma y reducir el riesgo de lesión al mínimo.
    2. 75 a 85%. El objetivo es mantener y ganar condición física. El riesgo de lesión es moderado.
    3. 85% a 100%. El objetivo es mantener y ganar condición física. El riesgo de lesión es alto. Esta intensidad no se puede mantener todo el año, conllevaría sobrecarga y la consiguiente lesión.
  3. Tiempo de enfriamiento.
    El objetivo de esta fase es volver a la normalidad de una forma progresiva, pasar de una actividad simpática a la parasimpática. Con ello favorecemos la eliminación de los elementos residuales del metabolismo celular producidos en el tiempo de entrenamiento.
    El procedimiento es a la inversa del calentamiento, se pasa del 60 al 0% de forma progresiva.

1.2. Tipo.
El Tipo de ejercicio viene determinado por el/los objetivos que se tengan/persigan.

Hay que reconocer que el Tipo de ejercicio que se vaya a realizar determina el stress al que se somete al organismo. En este contexto el stress se debe entender como Intensidad.

Los ejercicios que se elijan para trabajar, lo cotidiano, es hacerlos por series y repeticiones.

1.3. Frecuencia.
Son las veces que se entrena a la semana un mismo tipo de ejercicio o grupo muscular. (volumen de carga de trabajo). Lo suyo, para que no haya sobrecarga muscular, se debe dar un descanso de 48 horas entre sesión y sesión de entrenamiento. Esto da tiempo, si uno se alimenta correctamente, a recuperar, en su mayoría, el Trifosfato de Adenosina consumido en el entrenamiento. Actualmente hay otros medios, agentes físicos, que aceleran el proceso de reconstrucción del Monofostato o Difosfato de Adenosina en Trifosfato de Adenosina (ATP) como puede ser: Laserterapia; Tecarterapia/Radiofrecuencia/Hipertermia. Tratamientos esenciales si se quiere acortar los tiempos de descanso/reparación.

1.4. Intensidad.

La intensidad se puede valorar/cuantificar de varias maneras:

  1. Frecuencia cardiaca. Es la más usada y la que tiene más controversia debido a: Las distintas fórmulas; Factores que la modifican: Hidratación; Edad; Sexo; Altitud; Condición física… Pero debido a su fácil cálculo y bajo coste se sigue usando. Para el cálculo de la fórmula se deberá hacer los siguientes pasos:
    1. Cálculo de la Frecuencia Cardiaca Máxima [2]: FCM=220-Edad
    2. Medir/tomar la Frecuencia Cardiaca Basal (FCB) o Frecuencia Cardiaca Reposo (FCR). Normalmente son 60 pulsaciones por minuto [3].
    3. Cálculo de la Frecuencia Cardiaca Reserva: FCR=FCM-FCB
      FCR: Frecuencia Cardiaca Reserva.
      FCM: Frecuencia Cardiaca Máxima.
      FCB: Frecuencia Cardiaca Basal [4].
    4. Cálculo de la Frecuencia Cardiaca Diana (FCD). Esta frecuencia se calcula en porcentajes y normalmente está comprendida entre dos valores, el 10 y el 30% de la FCR.
      FCD10%=FCR*0.10
      FCD30%=FCR*0.30
    5. Sumar los dos valores obtenidos, FCD10% y FCD30%, a la FCB. Esto nos dará dos valores por donde movernos a la hora de entrenar[5], Frecuencia Cardiaca de Entrenamiento (FCE).Ejemplo de lo comentado:
      Paciente/cliente con condición física: Normal
      Objetivo de entrenamiento: Ganar calidad de vida
      Edad: 40 años.
      FCM=220-40   →   FCM=180 pulsaciones por minuto.
      FCB= 65 pulsaciones por minuto
      FCR=180-65     →   FCR= 115 (Frecuencia Cardiaca de Reserva)
      FCD10%=115*0.10   →   FCD10%=11,5   (Redondeamos a la baja: 11)
      FCD30%=115*0.30   →   FCD30%=34,5   (Redondeamos a la baja: 34)
      FCE=65+11  →  FCE=76
      FCE=65+34  →  FCE=99En este ejemplo el paciente/cliente deberá entrenar entre las 76 y 99 pulsaciones por minuto.
  1. Consumo de oxígeno. Los inconvenientes de esta prueba son dos en especial:
    1. El consumo de oxígeno está vinculado a cada modalidad de ejercicio, no se puede generalizar.
    2. Sólo es aplicable a ejercicios/modalidades deportivas con intensidades estables.Lo bueno que tiene es ser una forma muy buena para valorar, de forma específica, la condición física de una persona.
  1. Nivel de lactato, ácido láctico. Es uno de los marcadores plasmáticos, de la sangre, vinculados a la realización del ejercicio. Este marcador es esencial para realizar el Modelo Trifásico de Intensidad (MTI) ya que nos informa de la contribución del metabolismo anaeróbico al entrenamiento/ejercicio realizado. El inconveniente de esta prueba es sacar sangre al paciente/cliente durante la realización del ejercicio.Consideraciones a tener en cuenta de esta prueba son:
    Lo bueno. Nos informa de dos aspectos:

    1. Intensidad. Con que se está haciendo el ejercicio.
    2. Adaptación. Nos informa de la condición física del paciente/cliente. A través de dos conceptos principales: Umbral de lactato y Máximo estado estable de lactato.

Lo malo. Su fiabilidad se ve afectada por:

  1. La temperatura ambiente y la duración del ejercicio.
  2. Nivel de deshidratación del deportista.
  3. Cada actividad deportiva tiene unos niveles específicos de lactato.
  4. Estado nutricional del deportista.
  5. Lugar de obtención de la muestra. Dan distintos niveles el capilar, venoso o el arterial.
  1. Potencia crítica. Es un concento que vincula: Intensidad y Tiempo. Por un lado, se pide trabajar a la máxima intensidad y se debe mantener mínimo 20 minutos y máximo 40. La utilidad de la potencia crítica viene a ser dos: 1. Valoración de condición física y por ende planificación de cargas de trabajo y 2. Valoración del entrenamiento y por ende si está produciendo o no adaptaciones.
  2. Percepción del esfuerzo (valoración subjetiva). Es la más usada de todas las que hay. El inconveniente de este método es su relación directa entre la experiencia del deportista y la fiabilidad de la valoración. A mayor experiencia mayor fiabilidad. Lo habitual es usar la escala de Borg, indicada para ejercicios/deportes aeróbicos:
Escala BORG Correlación metabólica
6

Fase I

Aeróbica

7 Muy muy ligero
8
9 Muy ligero
10
11 Ligero
12
13 Algo duro

Fase II

Aeróbica-Anaeróbica

14
15 Duro
16

Fase III

Anaeróbica-Aeróbico

17 Muy duro
18
19 Muy muy duro
20

De todos estos los más habituales son: valoración subjetiva del esfuerzo y medir la frecuencia cardiaca.

Si relacionamos Intensidad + Tiempo tenemos la carga de trabajo, C= I+t. En relación con la carga de trabajo [6] tenemos que tener en cuenta tres líneas temporales:

  1. Día. Es la cantidad de stress/estímulo sobre un mismo tejido/grupo muscular/órgano en un día.
  2. Semana. Si se trabajan varios días, ya sea de forma alterna o continua, ese mismo tejido/grupo muscular/órgano estamos hablando de: Volumen de carga de trabajo.
  3. Mes. Es la suma temporal del Volumen de carga de trabajo en un mes. Debido a ello, y para que no haya/se produzcan sobrecargas musculares/cansancio/sobre entrenamiento, se debe entrenar con un plan donde haya meses de alta intensidad, media y baja. Un ejemplo clásico son los planes de entrenamiento: Pre/Durante/Post competición.

Es tan importante la Intensidad que condiciona el volumen de carga y los tiempos de descanso de los entrenamientos.

Se puede decir que una persona está en buena condición física cuando puede soportar grandes intensidades de entrenamiento y sus tiempos de recuperación son cortos. En definitiva, son capaces de soportar grandes cargas/volumen de trabajo sin presentar/sufrir cansancio/fatiga.

Vendrá definida por la condición física y los objetivos marcados. Esto nos obliga a diferenciar entre:

  1. Adultos y Ancianos. Los porcentajes de parénquima y estroma son distintos.
  2. Mujeres y Hombres. Al haber distintos niveles de testosterona.
  3. Condición física. No es lo mismo un sedentario que un deportista de élite.
  4. Patología o condicionante. En estos casos se adaptará el ejercicio/actividad al cliente/paciente. Siempre en estos casos se tendrá que tener en cuenta:
    1. Riesgo/Beneficio.
    2. Rango terapéutico.

El ECP tiene/ejerce unos efectos fisiológicos que actúan a varios niveles:

  1. Nivel Psíquico.
    1. Estímulo de superación.
  2. Nivel Sistema Nervioso.
    1. Propiocepción. Se trabaja, se estimula…
    2. Esquemas corporales. Se trabajan, se estimulan…
    3. Patrones de movimiento. Se trabajan, se estimulan…
    4. En líneas generales trabajo psicomotriz, tanto físicamente como mentalmente.
  3. Nivel Aparato Locomotor.
    1. Longitud del músculo. En caso de:
      1. Contracción. Se acortarán, como norma general, los filamentos de actina y miosina, el sarcómero.
      2. Estiramiento. Se separarán los filamentos de actina y miosina, el sarcómero.
        En ambos son necesarios para mantener sano un músculo.
    2. Actividad refleja:
      1. Reflejo miotático.
      2. Reflejo miotático inverso. Se induce/estimula cuando se hace un estiramiento lento y progresivo. Indicado para contracturas ya que provoca la relajación muscular.
      3. Reflejo inverso recíproco.
    3. Articulación.
      1. Cartílago. Favorece su trofismo. Una buena nutrición del cartílago mejora el espesor, reduce su desgaste y mejora el deslizamiento de los segmentos óseos a través de la articulación.
      2. Cápsula articular. Su movilización evita las retracciones y la posibilidad de anquilosis.
      3. Ligamentos. La movilización de la articulación y su puesta en tensión permite la conservación de estas estructuras.
  1. Nivel Sistema Circulatorio.
    1. Favorece el retorno venoso. A través de la contracción-relajación de los músculos.
    2. Favorece el retorno venoso. A través de la musculatura respiratoria. (Presión negativa.)
    3. Mejora el gasto cardiaco.
  2. Nivel Sistema Respiratorio.
    1. Mejora y/o conserva el rango articular. Su objetivo terapéutico es impedir las apariciones de retracciones y anquilosis.
    2. Favorece la eliminación de mucosidad. Mejorando el área de intercambio gaseoso.
    3. Mejora y conserva los volúmenes respiratorios.
    4. Favorece la corrección postural de la columna vertebral. La eliminación, aunque sea parcial, de una escoliosis o una cifosis mejora el patrón restrictivo que tiene el cliente/paciente debido a la escoliosis y/o cifosis.
EFECTOS FISIOLÓGICOS
Aparato locomotor SN Aparato circulatorio
Nivel muscular Nivel articular Nivel cognitivo Nivel tisular Nivel cardio-pulmonar-circulatorio
  • Aumento del Tono.
  • Hipertrofia
  • Se gana y se conserva el rango articular.
  • Se previene adherencias y retracciones.
  • Aumento del trofismo y espesor del tejido conjuntivo
  • Se trabaja la propiocepción.
  • Se trabaja la sinergia.
Mantiene la elasticidad e independencia de los distintos planos. De este modo se previene adherencias, contracturas o retracciones.
  • Angiogénesis. Se generan nuevos vasos.
  • Se trabaja el miocardio. Mayor capacidad contráctil.
  • Aumento y mejora de los volúmenes pulmonares como cardiacos.

Las indicaciones del ECP vienen a ser tres (como norma general):

  1. Rendimiento. Este planteamiento está enfocado para: Deportistas; Opositores… Lógicamente este tipo paciente/cliente se moverá entre los distintos tipos de ECP, a saber: Aeróbico; Mixto y Anaeróbico.
  2. Mejora de la salud. Enfocado para la gente mayor o no activa que les cuesta las AVD (Actividades de la Vida Diaria). Como: Subir escaleras; Subir una cuesta; Cargar la compra…
  3. Rehabilitación/tratamiento terapéutico. Donde el objetivo es mejorar la calidad de vida del paciente/cliente o revertir una patología. Ejemplos de ello: Metabólicas: Diabetes; Cardiopatías: HTA (HiperTensión Arterial); Miopatías: Atrofia muscular; Osteopatías: osteoporosis (las cargas axiales favorecen la calcificación) …

Los riesgos tienden a ser mínimos cuando:

  1. Mantenemos una buena alimentación.
  2. Se respetan los tiempos y plazos de descanso.
  3. Se tiene cuidado. (Se calienta antes hacer cualquier ejercicio; se conoce el estado del material o de la vía en donde se va a practicar el deporte…)

Dicho esto, los riegos habituales se tienden a clasificar en tres tipos:

– Habituales.

  • Agujetas. Aparecen, como norma general, por no haberse eliminado el ácido láctico.

– Ocasionales.

  • Sobreentrenamiento. Se produce por no dar tiempos de descanso, ciclos de entrenamiento.

– Raros.

  • Lesiones traumáticas. Como: contusión, distensión, tirón, desgarro; fracturas; lesiones neurológicas…

General. Se aplica a todas las terapias:

  • El paciente no colabora. Por cualquier patología; alteración cognitiva y/o conductual.

 

Específica. Normalmente condicionantes del paciente.

  • Embarazo. Por tema preventivo.
  • HTA (Hipertensión arterial). En estos casos se deberá hacer ejercicios aeróbicos de baja intensidad. Con ello conseguimos:
    • Vaso dilatación del sistema vascular.
    • Que no se produzca vaso constricción por compresión de los vasos por la musculatura que se esté ejercitando en ese Tipo de ejercicio
    • Que una Contraindicación se convierta en una Indicación.
  • Cáncer. Riesgo de propagar/diseminar el cáncer, metástasis. (El paciente/cliente debe decidir, derecho de autonomía).
  • Patologías. Que la realización deportiva afecte negativamente a la recuperación o empeore el cuadro.

Las precauciones habituales:

  • Dar descansos.
  • Lesiones de los tejidos de forma reciente. Ejemplos: cicatrices; quemaduras; heridas; traumatismos; suturas poscirugía; roturas musculares y tendinosas…
  • Afectaciones en el sistema vascular. Como pueden ser: tromboflebitis; varices severas; diabetes mellitus; tejidos con irrigación inadecuada, respuesta inadecuada a la demanda.
  • Infecciones. Por riesgo de diseminar la infección
  • Zona tumoral. Riesgo de diseminar el tumor.

En estos casos el paciente deberá decidir, derecho de autonomía, si se acepta o no el tratamiento. Se recomienda al paciente/cliente que cuando tome su decisión tenga en cuenta dos conceptos importantes:

– Riesgo/Beneficio.
– Rango terapéutico.

En esencia todos los deportes trabajan la capacidad cardiopulmonar ya que los músculos necesitan que les aporten/llegue los nutrientes/soporte vital para su funcionamiento. Esto lo aporta el sistema cardiopulmonar.

Ahora bien, hay deportes más cardiopulmonares que otros. La diferencia entre ellos es si, ese Tipo de ejercicio, permite la circulación constante de sangre o no. De este modo podemos decir que los:

  1. Aeróbicos. Permite la circulación constante de sangre.
  2. Mixtos. Permite la circulación con flujo bajo.
  3. Anaeróbicos. No permiten la libre circulación de la sangre. Esto tiende a ser por dos motivos:
    1. Contracción muscular intensa. Si se ejecutan por encima del 70% de la intensidad máxima esto provocará la siguiente secuencia:
      • Contracción muscular → Consiguiente aumento de presión → Esta vence la presión interna de los vasos → Los vasos ceden a la presión externa y se cierran (vasoconstricción) → La vasoconstricción conlleva no tener riego → Esto obliga a trabajar de forma anaeróbica, consumir glucosa. El caso clásico son las pesas o el trabajo con cargas.
    2. Explosivos. En este tipo de ejercicios genera un desfase entre el estímulo y la adaptación del sistema vascular al aumento de requerimiento de sangre para ese tejido. (En esencia no le da tiempo a responder a la demanda y necesita tirar del almacén). Esto obliga al tejido a trabajar de forma anaeróbica, metabolismo glucolítico. El ejemplo clásico es la huida, en su primera fase.

Baechle, T. R., & Earle, R. W. (2007). Principios del entrenamiento de la fuerza y del acondicionamiento físico. (1ª edición, abril 2007 ed.). (F. Pardo Gil, Trad.) Madrid, Madrid, España: Editorial Médica Paramericana.

Blanco, S., Méndez, F., Naranjo, A., Barberá, C., Casares, C., García, F., . . . Periago, Z. (2013). Manual SERMEF de rehabilitación de medicina física (2ª reimpresión, marzo 2013, de la 1ª edición septiembre 2006 ed.). Madrid, Madrid, España: Editorial Médica Panamericana. Obtenido de http://www.medicapanamericana.com

Chicharro, J. L., Campos, D. V., & López, J. C. (2013). Fisiología del entrenamiento Aeróbico. Una visión integrada. Madrid, Madrid, España: Editorial Médica Panamericana.

Coburn, J. W., & Malek, M. H. (2017). Manual NSCA. Fundamentos del entrenamiento personal (2ª reimpresión de la 2ª edición ed.). (A. Lorenzo, Ed., & N. Cañete, Trad.) Barcelona, Cataluña, España: Editorial Paidotribo.

Colegio Norteamericano de Medicina del deporte. (2014). Manual ACSM para la valoración y prescripción del ejercicio (3º (revisada y ampliada) ed.). (S. Sagrafic, Ed., & P. G. Román, Trad.) Barcelona, España: Paidotribo.

Dawes, J., & Roozen, M. (2017). Desarrollo de la agilidad y la velocidad. (P. G. Román, Trad.) Barcelona, Cataluña, España: Editorial Paidotribo.

Haff, G. G., & Triplett, N. T. (2018). Principios del entrenamiento de la fuerza y del acondicionamiento físico (1ª edición ed.). (L. Cugota, Ed., & P. G. Román, Trad.) Barcelona, Cataluña, España: Editorial Paidotribo.

Kenney, W. L., Wilmore, J. H., & Costill, D. L. (2012). Fisiología del deporte y el ejercicio (5ª edición ed.). (E. M. Paramericana, Trad.) Madrid, Madrid, España: Editorial Médica Paramericana.

Miller, T. (2016). Gruía de pruebas y evaluaciones de la NSCA (1ª edición ed.). (S. Gea Consultoría Editorial, Trad.) Barcelona, Cataluña, España: Editorial Paidotribo.

Ratamess, N. (2015). Manual ACSM de entrenamiento de la fuerza y del acondicionamiento físico (Gea Consultoría Editorial, SL ed.). (S. Gea Consultoría Editorial, Ed., & S. Gea Consultoría Editorial, Trad.) Barcelona, Cataluña, España: Editorial Paidotribo.

Weineck, J. (2015). Entrenamiento total (3ª reimpresión de la 1ª impresión ed.). (R. Polledo, Trad.) Barcelona, Cataluña, España: Editorial Paidotribo.

Pide ya tu cita online

CITA ONLINE