Un gran porcentaje de la población, ha sufrido dolor lumbar en algún momento de su vida. Este dolor intenso evita que podamos realizar actividades cotidianas, incluso, puede impedirnos caminar. Por eso, para aquellos que tienen este problema de forma constante, una alternativa efectiva es la fisioterapia. Y aun cuando tu caso no sea grave, debes tomar medidas pues, con el tiempo esto afectará tu calidad de vida.

¿Por qué se produce la lumbalgia?

Dentro de los tipos de dolores de espalda, el más común seguramente sea la lumbalgia. Por eso no es de extrañar que existan tantos tratamientos médicos y terapias físicas que ayuden a combatir estos malestares.

Reconocer una lumbalgia es muy fácil ya que, el dolor se presenta en la parte baja o inferior de la espalda. Esto se debe a que es aquí donde se encuentran las vértebras lumbares. Se recomienda siempre acudir a consulta médica para un diagnóstico adecuado.

La causa principal de la lumbalgia es el sobreesfuerzo de los músculos. De ahí que aparezca cuando hacemos movimientos bruscos repentinos o de impacto directo sobre esta zona. En las personas de edad avanzada, los problemas lumbares están más relacionados con la artrosis o la osteoporosis.

Claro, estas no son las únicas causas de la lumbalgia. Si tienes problemas ergonómicos, neoplasias realizadas en esta zona del cuerpo, patologías neurológicas, has sufrido de infecciones y, por supuesto, un accidente, pudieras llegar a presentar dolores en la zona lumbar.

Síntomas que te ayudan a detectar una lumbalgia

Aunque los síntomas pueden varias de acuerdo al caso, los más comunes son los siguientes:

  • Dolor localizado en la parte baja de la espalda. Este se intensifica cuando hacemos esfuerzo.
  • Dolor en la zona, si se palpa. Esto se debe a que, si se hace presión sobre el tejido muscular, el dolor se agudizará.
  • Dolor al movilizar la zona (en casos graves). En estos casos, ponerse de pie o caminar resulta bastante difícil.
  • Espasmos musculares que evitan toda clase de movimiento.

Ante cualquiera de estos síntomas, lo mejor es pedir ayuda médica para determinar el grado de la lumbalgia, así como indicar cuál es el mejor tratamiento para el dolor lumbar.

Tratamientos para dolores lumbares

Existen varios tratamientos de fisioterapia que te ayudarán a reducir los dolores lumbares. Tales terapias físicas restablecerán tu movilidad y, en consecuencia, reducirán el dolor lumbar. En muchos casos, no se necesita de medicamentos y mucho menos, de cirugía. Claro, debes tener en cuenta que estos procedimientos debes combinarlos con las recomendaciones que te da el médico, entre las que se encuentran: mantenerse activo, no pasar mucho tiempo acostado pues, esto puede ralentizar el proceso de recuperación.

Tratamiento de la lumbalgia

Si estos dolores no se tratan a tiempo, hay muchas probabilidades de que estos aumenten en intensidad y se vuelvan un problema constante. Por eso, se recomienda realizar un tratamiento adecuado y frecuente.

Después que el fisioterapeuta realiza un examen completo, procede a identificar los factores que han incidido en el problema. Gracias a esto, podrá diseñar la terapia adecuada en cada caso. Vale mencionar que, cada caso es diferente, por lo que, las terapias no siempre son las mismas para todos los pacientes.

Una terapia manual incluye manipulación de la columna vertebral, lo que mejorará la movilidad de los tejidos blandos y las articulaciones. Además, se pueden indicar ejercicios para la flexibilidad y el fortalecimiento de los músculos de la zona.

Por supuesto, el fisioterapeuta también se encargará de enseñarte cómo cuidar tu espalda, haciendo estiramientos que bien pueden ser para levantarse, agacharse y sentarse de la manera adecuada. Si tu trabajo es en casa y debes combinar las labores del hogar con las del trabajo, debes aprender a adoptar las posiciones adecuadas en cada actividad y, finalmente, para dormir.

Algo que te ayudará a aliviar el dolor lumbar es aplicar calor o frío. Otras terapias se realizan con estimulación eléctrica o ultrasonidos. Estos provocan un efecto calmante y antiinflamatorio. Este área de la medicina física ha abierto la posibilidad de brindar a los pacientes más opciones que le dan una mejor calidad de vida.

¿Qué te ofrecemos en Safiso, tu centro de fisioterapia en Vallecas?

Tratamientos terapéuticos para curar, prevenir, recuperar o adaptar el tejido o aparato lesionado. Todo ello mediante medios, métodos, actuaciones y técnicas personalizadas totalmente a tus necesidades y patologías para que obtengas un nivel adecuado de salud.

Tratamientos preventivos personalizados y guiados para que recuperes tu estado físico y tu salud.

Llámanos y cuéntanos tu caso, 682 249 962 o si lo prefieres

PIDE TU CITA ONLINE